Natación ArtísticaNoticias

La japonesa Mayuki Fujiki (Osaka, 1975) es una trabajadora tenaz y perfeccionista. No hay otro camino para sacar partido, y éxitos, en la natación artística. El talento suma, pero el esfuerzo lo convierte en una medalla de bronce, conquistada por un equipo joven, donde ha encajado muy bien la grancanaria Elena Melián, que se ha ganado la confianza de su entrenadora a base de mucha constancia y horas y horas de entrenamiento y dedicación.

Mayu inició este camino advirtiendo que «no hay que pretender repetir la fórmula, es como si quieres hacer la segunda parte de Titanic y pensar que tendrá el mismo éxito que la primera. Por respeto a las chicas, no quiero que se vaya comparando, quiero hacer algo original, crear algo nuevo, con un sabor parecido, pero nuevo, porque hemos empezado a trabajar con chicas de 16 años», comentaba en una entrevista con EFE.

Durante muchos periodos, el equipo nacional ha trabajado de lunes a sábado, a veces también los domingos. Sesiones de ocho y diez horas, trabajo físico y grupal, acroyoga, acrobacias, flamenco, kayak. Salidas al teatro, todo para cohesionar al equipo.

Así se expresaba Mayu tras refrendar ese buen, e intenso, trabajo con la medalla de bronce: «Estoy muy contenta y las chicas, también. Desde el día que elegimos la música sabíamos cómo íbamos a nadar este Mundial. Y también estuvimos pensando en hacer la mejor performance posible cara al año olímpico. Es importante nadar agresivo durante unos dos metros y medio, aprender timing de acrobacias de nadadoras bajo el agua, y si además somos bronce, mejor. Hemos visto vídeos de AC/DC para dar la misma energía. Me encanta esta música y escuchando en calentamientos empezaron las chicas a bailar y pensé que esta música sería perfecta».

Fotografía: En la navidad de 2017, este equipo español de natación artística estuvo entrenando en el CN Metropole, y la entrenadora japonesa, junto a su equipo técnico, ofreció todo un curso de como preparar a un grupo de deportistas de manera gradual para ir subiendo escalones tras unos años complicados. En la imagen se puede ver a las nadadoras de la selección con un numeroso grupo de metropolistas que acudieron a una charla en el club grancanario.