Actualidad

No fue un año fácil el de 2018 para el Club Natación Metropole, pero el esfuerzo de la Junta Directiva que preside Eduardo Araujo se vio recompensado con el apoyo de los asistentes a la Asamblea General de Socios que se celebró en la tarde de ayer martes, 25 de junio de 2019, en el Salón de Actos del club metropolista.

Y es que tras una asamblea que discurrió en armonía, con críticas constructivas y sugerencias varias, acabó con el reconocimiento unánime de los socios a la labor de un equipo de trabajo que ha tenido que lidiar con la reconstrucción de una estructura económica y laboral, que pone al club en el camino hacia su sostenibilidad.

La evidente mejora de los servicios, tanto en recursos humanos como en instalaciones, fueron dos de los puntos en los que se cimentó el éxito de esta primera etapa de trabajo en la que la falta de recursos económicos lastraba las posibilidades de revitalización del club.

Dos socios votaron en contra y otros dos se abstuvieron, el resto respaldó la memoria de gestión y deportiva del año 2018, aprobando las cuentas presentadas por el contador Alberto Santana, de manera muy dinámica.

Tras la presentación del informe de la gestión, varios socios expresaron sus sugerencias y aportaciones, entre las que cabe destacar que se solicitaron mejoras en los vestuarios, en la iluminación de las canchas deportivas, además de pedir que se reactiven los actos sociales y culturales, así como que exista una mayor comunicación de las acciones que vaya encauzando el equipo de trabajo a los socios, es decir que se genere una mayor transparencia de la gestión del día a día.

En definitiva, fue una asamblea en la que los socios asistentes dejaron de manifiesto que existe armonía, que se ha alcanzado la paz social, sin crispaciones, y que se quiere trabajar de manera conjunta en este proceso de revitalización que se ha puesto la Junta Directiva como objetivo irrenunciable.