Actualidad

Ya es una cara conocida en el Metropole. Su sonrisa le precede. A él y a su silla de ruedas.

Antes de entrar al agua dialoga con Pedro Pérez, con Jordi Ulibarri, con Cristian Martín, con Manuel Cruz, o con quien ande por allí.

La suya es una historia de superación personal. De caerse y levantarse. Se llama Eduardo Martínez. Era triatleta. Hoy es un nadador que ayuda a los lesionados de médula del Hospital Materno. Y procura encontrar sus espacios horarios para disfrutar del deporte de la natación.

El diario CANARIAS7 le dedicó esta semana un reportaje. Habla de sus vivencias y de su lucha diaria.

En este blog pueden leer algo sobre una persona que decidió no rendirse cuando la vida le golpeó duro en 2012 y que encontró en el Metropole un espacio vital: http://lavidasigueenpositivo.com/?p=714