Noticias

– El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Las Palmas de Gran Canaria ha estimado la reclamación patrimonial por los daños ocasionados con las obras del Parque Romano.

– El Ayuntamiento acata la sentencia y consigna los 203.125’64 euros de la indemnización, lo que pone fin al procedimiento. El Club ya planifica el proyecto de reposición del muro dañado, con el fin de recuperar la actividad en la pista de frontenis.

Este es el comunicado que ha emitido la Junta Directiva del Club Natación Metropole:

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Las Palmas de Gran Canaria ha estimado la demanda de reclamación patrimonial que el Club Natación Metropole había interpuesto contra el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria por los daños ocasionados en la cancha de frontenis del Club con las obras del Parque Romano.

En virtud de la sentencia, que ya ha adquirido firmeza ante la renuncia de las partes a recurrir, el consistorio ha consignado la cantidad de 203.125,64 euros, correspondientes al pago de la indemnización de 166.192, 36 euros, más los intereses legales devengados desde la fecha de la reclamación.

En el siguiente enlace se puede descargar el comunicado en formato PDF: https://drive.google.com

Se pone fin así a un largo litigio judicial iniciado hace 8 años, en julio de 2013, y ampliado dos años después, en julio de 2015, con la interposición de un recurso judicial ante la desestimación administrativa dictada inicialmente por el Ayuntamiento sobre la reclamación patrimonial realizada por el Metropole.

El procedimiento en los juzgados quedó en suspenso en dos ocasiones, octubre de 2015 y enero de 2016, al encontrarse ambas partes en vías de alcanzar un acuerdo, que a la postre no fructificó. En mayo de 2019, alzada la suspensión del procedimiento, la actual Junta Directiva del Club retomó la demanda promoviendo la práctica de los medios de prueba que finalmente han servido para conseguir una sentencia favorable a los intereses del Metropole.

Los problemas comenzaron a producirse en el año 2009, tras el relleno del talud existente entre el citado parque y el muro de la pista de frontón del Club, una actuación que causó graves daños en la estructura, ante la presión que la tierra y el agua de riego comenzaron a ejercer sobre la pared. La amenaza de derrumbe obligó al Metropole a apuntalar el muro y clausurar la pista deportiva, que no ha podido ser utilizada desde entonces.

Aunque la resolución judicial estima la mayor parte de la demanda, rechaza la pretensión de indemnización al Club por los gastos profesionales y por el lucro cesante ocasionado por el cierre de la cancha deportiva durante tantos años. Aún así, el Metropole se da por satisfecho con la indemnización recibida, que pone fin a un largo litigio judicial y que permitirá reponer la infraestructura dañada. La Gerencia ya planifica el proyecto de reposición del muro, con el fin de recuperar la actividad en la pista de frontenis a la mayor brevedad posible.