ActualidadDeportesSocial

La Junta Directiva del Club Natación Metropole manifiesta lo siguiente:

Toda persona natural o jurídica que se encuentre en situación de insolvencia, actual o inminente, ha de solicitar por imperativo legal el concurso de acreedores. Así lo dispone el artículo 5 del Texto Refundido de la Ley Concursal.

Con la solicitud del concurso voluntario se pretende que personas provisionalmente insolventes superen crisis si gozan de suficiente viabilidad económica, o si carecen de esta liquiden ordenadamente su patrimonio.

El Club presenta una situación de insolvencia. Fundamentalmente es debida a la rigidez de su estructura económica, productora de gastos inasumibles dados los ingresos que genera. La desaprobación de las propuestas de capitalización que esta Junta estimó imprescindibles para el equilibrio financiero ha empeorado el estado de las cosas.

En la última década el Club ha reducido en más de un tercio su masa social, causando como efecto una notoria y persistente minoración de sus recursos monetarios. A este innegable hecho se le suma el efectivo perjuicio infligido por la crisis económica y energética emergente en los últimos tiempos.

 Durante este periodo los gastos fijos no se han aquilatado en proporción a las entradas dinerarias, como se indica menguantes con el transcurrir del tiempo, provocando el consecuente déficit estructural que padece la entidad.

Esta Junta se fija como obligación inexcusable la salvaguardia del Club, por tanto, actuando conforme a derecho y con ese fin protector, de aseguramiento de su viabilidad económica, ha acordado solicitar su declaración de concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil correspondiente.

Este proceso garantista permitirá la continuación de la actividad y la finalización de las acciones ya emprendidas de ajuste de su estructura financiera al frágil escenario presente y futuro.

Con el ineludible acuerdo adoptado la Junta Directiva del CNM renueva su inalterado compromiso de defensa de los intereses del Club, indisolublemente ligados a los de su masa social, exclusiva dueña por derecho propio del destino de la entidad.