Buenas tardes, deportistas que sin duda son los que dan sentido a este club, el que más representaciones olímpicas ha tenido en Canarias. Autoridades, trabajadores, colaboradores, Presidente de la Federación Española de Natación, Presidenta de la Federación Canaria de Natación, Presidentes y Presidentas de otros Clubes y Federaciones, empresas externas, junta electoral, socios y socias.

En primer lugar darle las gracias por participar esta tarde en la toma de posesión de esta junta directiva que con mucho amor y responsabilidad, asume la dinamización del Club Natación Metropole en un momento crucial en sus 89 años de historia. Un momento que aunque se percibe como difícil, desde el grupo que asumimos la máxima responsabilidad, entendiendo la dificultad de la situación, también encontramos una gran oportunidad para la modernización social, deportiva y por lo tanto de la gestión, tan necesaria desde hace años, que permita poner al Club Natación Metropole en el 2023 mirando hacia el futuro, partiendo de sus valores y su función social.

Este club ha sido y es grande, nacido de la iniciativa de un grupo de emprendedores que fue construyendo desde la nada, en un país convulso, un sueño basado en un interés común, colectivo. Un sueño que otras personas continuaron haciéndolo realidad. Cada vez más grande, superando guerras, conflictos civiles, crisis económicas, crisis sociales, cumpliendo una importante función en la sociedad canaria que encontró un espacio en el CN Metropole abierto a la práctica de un deporte que tanto ha aportado a quienes lo hemos podido practicar, sin cerrarse a otras disciplinas deportivas, ni a una rica actividad social.

El Metropole nunca ha dejado de latir. El Metropole vive porque el Metropole lo viven y lo han vivido, miles de deportistas, trabajadores, socios y ciudadanía en general durante sus 89 años de vida, en los que ha aportado 37 participaciones olímpicas a través de 27 deportistas y 2 entrenadores. Siendo el primero Jesús Domínguez en Londres 1948 y en Tokio 2020 Nicolás García Boissier, la última participación de deportistas de éste club.

Esta junta directiva se pone al frente desde la máxima de la transparencia y la participación para dinamizar algo más que un club, convencida de la ilusión que le transmiten socios, trabajadores y deportistas, de las potencialidades y capacidades de todos ellos, y sobre todo del convencimiento que el club los sacaremos entre todas y todos adelante.

Muchas veces se afronta una situación difícil intentando buscar una fórmula que permita, en el mejor de los casos, paliar las consecuencias fruto de aquélla. La necesidad de un remedio inmediato ensombrece la posibilidad de articular un proceso de búsqueda de respuestas donde puedan participar las personas que viven esa situación. Los esfuerzos entonces parecen atender más al objetivo de evitar o desviar el problema o su supuesta causa, que al de intentar generar dinámicas de cambio de la situación tras su análisis a través del encuentro como herramienta fundamental para el cambio.

Esta directiva afronta el reto aprovechando la situación para abordar la modernización, no escondiendo las dificultades, sino mirándolo de cara y generando las situaciones necesarias para que confluyan las sinergias precisas que den respuesta desde la creatividad y la participación.

Por lo tanto, una gestión basada en la transparencia, la participación, la priorización del interés colectivo por encima de cualquier interés particular, el diálogo, la escucha, la corresponsabilidad y la eficiencia marcarán el rumbo del nuevo Club Natación Metropole,

anclado en sus principios pero nadando en un nuevo tiempo, en un nuevo momento, para construir entre todos y todas un futuro donde la vida social y la vida deportiva convivan, como han convivido durante toda su historia.
Esta junta directiva no viene solo a aportar soluciones, sino sobre todo viene a dinamizar la construcción colectiva de soluciones.

En esta línea el club se enfoca a la recuperación de su identidad como cantera de nadadores y entrenadores. A la potenciación de la práctica deportiva como una escuela, educando en valores a niños, niñas y jóvenes como personas desde una perspectiva holística. A la activación de una vida social, cultural y de ocio, al servicio de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, partiendo de sus socios pero abierto a la ciudadanía en convivencia y armonía con la vida deportiva.

Y todo ello desde la creación de confianza, interna y externa. Confianza de deportistas, sus familias, entrenadores, socorristas, personal de administración, mantenimiento, socias, socios, administraciones públicas, empresas externas, proveedores…
Confianza que no pedimos como un cheque en blanco, sino que planificamos ir ganándola desde la práctica de la acción. Confianza y un clima de paz y convivencia donde asumimos el conflicto como una herramienta para avanzar, no como un problema, porque creemos en un club que creamos entre todos desde la felicidad para potenciar la salud en su sentido más amplio y eso empieza desde el cariño y el amor con el que nos comprometemos a desarrollar la función que libre y altruistamente hemos asumido.

Una función con un claro plan de ruta donde las acciones en las que estamos ahora mismo trabajando se sintetizan en:

1. Superar el concurso de acreedores con éxito y por lo tanto, diseño de un plan de viabilidad.

2. Favorecer la confianza interna y externa en el club y sus potencialidades.

3. Potenciar y reorganizar la actividad deportiva con especial atención a las disciplinas de la natación.

4. Impulsar la transparencia y la gestión participativa, promocionando una dinámica positiva 5. Activar la vida social.

Para poder desarrollar y poner en marcha esta hoja de ruta, la nueva junta directiva se organiza en dos grandes bloques. Uno dedicado al análisis de la situación actual, revisión de contratos, negociación con los acreedores, revisión y análisis de proveedores especialmente de energía, reorganización de personal, y todo lo que tenga que ver con una administración y gestión ajustada a la realidad económica en la que se está. El otro grupo, se centrará en la promoción social, deportiva y económica a través de la prospección y puesta en marcha de acciones que favorezcan la viabilidad del club desde un correcto análisis y sobre todo, desde la creatividad.

Y en cinco grandes áreas:

  • Área deportiva
  • Área económica y jurídica
  • Área de instalaciones, energía y proveedores
  • Área de promoción, comercial, vida social, cultura y eventos
  • Área de dinamización, personal y comunicaciónA partir de estas cinco áreas, cada una con sus responsables en la junta directiva, se establecen grupos abiertos de socios colaboradores, para aprovechar las competencias y capacidades en pro de una construcción colectiva.El Club Natación Metropole, sus deportistas, trabajadores, socios, asumen un nuevo reto con el convencimiento de que unidos saltarán el foso de las dificultades, con la fuerza de voluntad de quienes están acostumbrados a nadar contra corriente, con el arte colectivo de quienes se sincronizan sobre el agua, con la fortaleza de quienes se ajustan en equipo para alcanzar la otra portería, con la deportividad de quienes luchan sobre un tatami, con la fuerza de quienes golpean una raqueta, con la versatilidad de quien pedalea, corre y nada o con la concentración de quien maneja un estilete o una espada, porque el Club Natación Metropole vive porque muchas generaciones viven Metropole.