Noticias

«En el Club Natación Metropole yo practicaba tenis antes de hacer sincronizada. Iba bien, gané varios torneos. Empecé con 10 años y hasta los 13 estuve compaginándolos, pero en la ‘sincro’ fue todo muy rápido y me cogieron para la selección júnior. Tenía un poco de escoliosis, el tenis no me iba muy bien y me decidí por la ‘sincro’ con 14 años».

Hay decisiones que marcan una vida. No se sabe bien que hubiese sido de la tenista Thais Henríquez, pero sí que se conoce que en la natación sincronizada, hoy rebautizada como artística, ella ha sido de las mejores de la historia en las filas de una de las destacadas etapas de la selección de España.

Rescatamos este reportaje de hace siete veranos publicado en el Mundo Deportivo donde Thais, ídolo en el CN Metropole y con un palmares impresionante a nivel mundial, explicaba así su tarea en un equipo de leyenda: «Hay que cuidar el milímetro, fases en las que mis compañeras tienen que subir mucho, yo tengo que controlar porque hay mucho desequilibrio por la estatura. Yo mido 1.85 y la más baja, 1.60. Esos 25 centímetros hay que equilibrarlos para que el efecto visual esté igualado. Lo bueno es que tengo más fuerza y mi misión es dar todo en los lanzamientos, cosas que no pueden hacer todos los países. Soy la lanzadora humana, la que está más tiempo debajo del agua. Además, trato de transmitir los conocimientos gracias a mi experiencia, sobre todo para acelerar el proceso de adaptación de la gente joven», cita Thais, que dejó un año la sincronizada en el año 2000 antes de regresar a tope».

En este enlace podrán leer el reportaje que le dedicó el periódico El Mundo Deportivo en el verano de 2012: https://www.mundodeportivo.com/20120819/otros-deportes/thais-lanzadora-humana-natacion-sincronizada_54338394869.html