Actualidad

Con grandes dosis de prevención y cuidado en la lucha contra los efectos del Covid-19, la sección de judo del CN Metropole ha efectuado la habitual ceremonia anual donde se distingue a los deportistas que han ido mejorando a lo largo del año con la entrega de un nuevo cinturón.

Aparte de Bianca Toledo que ha alcanzado el grado de cinturón negro primer dan, los pupilos de Néstor González han visto recompensado su esfuerzo. La entrega de estos cinturones se realizó por turnos y sin poder contar con público para respetar las normas de aforo que están vigentes en la sala donde entrenan los judokas en el CN Metropole.

Se recuerda que en este próximo mes de enero se reanudarán las clases. Sin contacto físico entre los judokas. Así se había planteado la vuelta a los entrenamientos de judo en el CN Metropole y llevan más de ochenta días en marcha.

Aplicando todas las medidas higiénico sanitarias que están en vigor, con grupo de alumnos que no supere el número de diez, con el espacio adecuado, y realizando ejercicios que contribuyan a conocer más este milenario deporte.

Los judocas se dividirán en tres grupos, según sus edades, y podrán acudir en diversos horarios de tarde los lunes, martes, miércoles y jueves.

Los precios son de 15 euros para los socios del Club y de 35 euros para los no socios.

En este cartel pueden consultar los detalles:

https://drive.google.com/file/d/1jeLAdDdcdBkmIj4xg5QG6G7GWWBznFOP/view?usp=sharing