Natación ArtísticaNoticias

El equipo español de natación artística, de nuevo con la grancanaria Elena Melián como integrante, ha concluido en cuarta posición en la final de rutina técnica de los Campeonatos de Europa de natación, que se están disputando en Glasgow, una prueba en la que Rusia volvió a llevarse la medalla de oro. El resto, lo casi siempre: el mazo ruso y equipos de atrás que quieren coger su sitio en Europa.

España sale en la prueba olímpica de Equipo como una lección bien aprendida: Nada es imposible. No, no es un slogan, es la realidad de un conjunto que ha puesto a Italia al borde de la taquicardia y donde cada bronce lo celebraban con un gran número de seguidores incluidos en la grada. Eso nos da una idea del respeto que producimos en la tercera potencia europea en este momento, la que nos cierra los podios de dúos y equipos.

Pero, a diferencia de las lágrimas de la rutina libre, aquí se vivió con una madurez impropia de un conjunto tan joven, que en estos Campeonatos está viviendo una montaña (rua tenía que ser) de emociones. La rutina de influencias hindúes con algún doble mortal acrobático muy aplaudido en el inicio. Solo medio punto nos separó de Italia, de la medalla (89,7) por los 90,3 del bronce, pero con la tranquilidad de haber puesto las bases para ir el próximo año al Mundial en Corea del Sur a por todas con Italia como objetivo.

Ganó Rusia (94,6), por delante de Ucrania, que con 90,4 también tuvo a España e Italia muy cerca.

IRENE JIMENO, QUINTA

Ayer, por la mañana, se disputó la final de Solo Técnico con otra junior, Irene Jimeno, en liza. Kolesnichenko-RUS se sobró para marcar la ruta del oro (94.3), mientras que la ucraniana Yakhno se hizo con la plata y Cerruti con el bronce. Por la cuarta plaza, lucha enconada de la griega absoluta Platanioti (87.5937) e Irene (87.5562), que finalmente fue quinta de Europa en su primera participación absoluta. Enhorabuena.