Noticias

El pasado sábado, a primera hora de la mañana, una veintena de ciclistas ponían rumbo al sur de la isla para dibujar en el mapa una vuelta a Gran Canaria a golpe de pedalada. La ciudad aún se desperezaba del sueño cuando ponían rumbo a la Avenida Marítima desde las instalaciones del Metropole. Así lo vivió nuestra triatleta Eva Pérez:

«Dos coches de apoyo, ofrecidos por Automotor Canarias – Peugeot para la ocasión, velaron por la seguridad del equipo en todo momento, además de avituallar a los deportistas en varios puntos. Litros de agua, cola, barritas energéticas, fruta y algún que otro capricho sirvieron de sustento a un reto que los triatletas completaron con garantías y que estuvo aderezado por grandes dosis de buen humor y compañerismo.

La primera etapa hasta Mogán, con 105 kilómetros y un desnivel aproximado de 1.500 metros, contó con la ventaja del viento a favor hasta Maspalomas, tramo que se completó con bastante velocidad. La subida a Soria, y especialmente el desvío por el Barranquillo de Andrés, dejaron huella en la memoria selectiva.

Este tramo, con poco más de 2,5 kilómetros de distancia y una pendiente media del 10% -algunos tramos superan el 15%- fue sin duda una de las estrellas del fin de semana. Sus muros ya forman parte del historial de retos de estos deportistas.

La bajada hacia Mogán, por una carretera de singular belleza, obligó a desplegar los cinco sentidos por su trazada técnica. El premio esperaba en la orilla: hidratos de carbono y un baño de mar. Además, la tienda Wilier, especializada en ciclismo, desplegó su servicio mecánico hasta el alojamiento del equipo para resolver cualquier problema técnico y dejar las bicicletas a punto.

La segunda jornada, con otros 100 kilómetros y rozando los 2.000 metros de desnivel, trajo al equipo de vuelta a casa, con el aliciente que se guarda todo reto. A pesar de que se esperaba que el viento pudiera castigar a lo largo del recorrido, no abrió sus alas hasta mitad de ruta. La llegada a La Aldea fue tranquila, aunque en la subida hacia el túnel se hizo notar para volver a dar su último azote en la carretera de Piso Firme, en Agaete.

La hilera ciclista atravesó Gáldar y Guía para tomar la bajada del Cenobio de Valerón y enfilar por la carretera del norte rumbo al Metropole, kilómetro cero de esta aventura compartida en la que los triatletas hicieron alarde no solo de su buena forma física sino del singular talante con el que afrontan sus metas».

APOYO Y PATROCINIO. Merecen mención especial las conductoras de que sustentaron la logística de este evento, así como todos los patrocinadores que con su colaboración hacen posible trazar retos de este calibre: Wilier, Fisiomet, Automotor Canarias – Peugeot, 226ERS, Universidad Fernando Pessoa Canarias, Runize y Funstep.