Actualidad

«En la actual situación por la COVID-19, agravada por los problemas de instalaciones en el Archipiélago, volvemos con cautela».

Así comienza el comunicado enviado por la Federación Canaria de Natación, que preside el histórico entrenador grancanario Antonio Maroto, a los más de treinta clubes que existen en las Islas Canarias.

El pasado sábado en Lanzarote, una vez que se hizo público el levantamiento de las restricciones del Gobierno de Canarias por causa de la COVID-19, se disputó la primera jornada del Control de Tiempos de octubre 2020-2021 con un programa de competición para deportistas de categoría alevín y mayores. Cada deportista pudo tomar parte en una

prueba individual.

Este es el resto del comunicado al completo, que aquí reproducimos por su interés: «El acceso a la instalación solo estará permitido a los deportistas inscritos, un técnico o delegado por club por cada 15 deportistas inscritos y los miembros del comité arbitral convocados para esa competición.

En Gran Canaria, una vez que se ha comunicado la prórroga de las restricciones por la COVID-19 hasta el día 3, el pasado sábado, se aplaza ese comienzo hasta que esta restricción sea suspendida. Ye se han solicitado las sedes correspondientes y estamos a la espera de la confirmación de las mismas para poder comunicárselas.

En Fuerteventura, la falta de actividad de los clubes de la isla, nos lleva a aplazar el comienzo de las competiciones hasta nuevo aviso.

En Tenerife, la falta de disponibilidad de instalaciones a día de hoy nos lleva al aplazamiento hasta el día 10 de octubre de la primera jornada del Control de tiempos para Absoluto, Junior e Infantil, así como de la primera jornada de la Liga Alevín.

En La Palma estamos a la espera de la actualización de las normativas y fechas de los juegos insulares para dar comienzo la actividad deportiva en la isla».

Fotografía: En la imagen aparecen dos nadadores del Metropole, Davide Ledda y Loucka Vanhoucke, con su preceptiva mascarilla tras un entrenamiento de la semana pasada.