Noticias

Cuando ya se alcanza el cuarto día desde que se reabrieran las piscinas del CN Metropole, con un meticuloso sistema de reserva de horas para hacer deporte en las piscinas del Club, el reto sigue siendo que más personas puedan realizar actividad física al mismo tiempo, además de la incorporación de los entrenamientos de los deportistas de los diferentes equipos de nuestra entidad que no sean socios.

Todo ello, enmarcado siempre en la consigna irrenunciable de que se debe priorizar la salud de manera tajante y para ello se articularon todos los protocolos posibles desde la Gerencia del CN Metropole, que han sido avalados durante estos días por la satisfacción expresadas por los más de 1.600 socios que han realizado su reserva en ese amplio tramo horario de de seis de la mañana a las diez de la noche.

Gracias al esfuerzo de esos socios en estas últimas semanas se han podido realizar una serie de reformas y mejoras que han redundado en los servicios que se les ofrece, tanto en las zonas de piscinas, y sus siempre complejos mecanismos de puesta a punto, como en el Gimnasio o las diferentes pistas de tenis, frontenis, pádel o polideportiva.

En todo este entramado sigue existiendo la percepción de que por parte de las autoridades no se conoce el funcionamiento de un club de natación a la hora de dictar las medidas de uso. Y, por ejemplo, ahí están las manifestaciones de varios expertos, resumidas en una sola en las siguientes líneas:

«Las piscinas son de las instalaciones deportivas más seguras que hay, si se controlan las circulaciones dentro de las mismas», proclama Xosé Carlos Fernández, director general del Club Natación Barcelona, que esta semana publicó un comunicado al que acabaron adhiriéndose 115 clubes en toda España.

En él se duda de la viabilidad de estos centros si siguen aplicando restricciones mayores a las piscinas que a las pistas de atletismo o de tenis y se reclama atención. «Nosotros tenemos 112 años de historia y nunca nos habíamos enfrentado a una prueba de fuego como ésta. Hemos perdido 363 socios y 84.000 euros en cuotas. Por eso insistimos en la reapertura», concluye.

Nota 1: Esta información gráfica que ilustra la presente noticia ha sido elaborada por el diario elmundo.es tomando como fuente la propuesta de la Federación de Natación de Estados Unidos.

EL ‘MODELO EEUU’: 60 NADADORES POR HORA. Desde la propia Real Federación Española de Natación (RFEN), tal y como recoge el diario elmundo.es han enviado al Consejo Superior de Deportes (CSD) varias soluciones, pero el riesgo cero es imposible y eso impide cambios.

Una propuesta, por ejemplo, es imitar el modelo de Estados Unidos (EEUU). Allí, en los entrenamientos de los profesionales y en algunos clubes, se ha establecido un patrón que permite ejercitarse hasta a 60 nadadores por hora. La clave es la coordinación de salida, exprimir al máximo los dos metros y medio de cada calle y el orden para los descansos. Hay sistemas más sencillos que simplemente se basarían en aumentar el límite a tres o cuatro practicantes por carril.