Natación

La Ciudad Deportiva de Gran Canaria reunió a un gran número de deportistas que trataron de llevarse alguna de las tres medallas. Los jóvenes desfilaron por la piscina ‘Manuel Guerra’ para cerrar una de las competiciones más especiales, los Juegos Escolares, impulsados por el Cabildo de Gran Canaria y organizados por la Federación Canaria de Natación.

Los pequeños de categoría mini-benjamín se conjuraron para acabar de la mejor manera una temporada repleta de aprendizaje. A lo largo de las 24 pruebas, los jóvenes desplegaron sus mejores brazadas para cosechar los galardones conmemorativos. En un ambiente festivo, un gran número de familiares se reunieron para dar los últimos ánimos a sus pequeños deportistas.

Miguel Gil y Martín Díaz fueron los más rápidos de los 50 Espalda con tiempos por debajo del 1:15.00; Alejandro Neyra se consolidó en los 50 Braza con un primer puesto; en la vertiente femenina, Julia Carballo acabó en segunda posición; en los 50 Libres destacaron Matteo Pérez (38.84) y Javier Alastuey, que acabó en el segundo peldaño; Enrique Aguiar, finalizó en primer lugar, en los 50 Mariposa; Jorge Rubio se subió al segundo escalón de premiados entre los deportistas de 10 años.

En las últimas pruebas individuales destacaron Diego Tuya, primero (50.42) y Juan José, segundo (50.67) en los 50 Espalda, quienes evidenciaron un buen momento de forma en una competida contienda. Miguel Nemeth fue tercero entre los competidores de 10 años (50.79). Los 50 Braza de nadadores de 9 y 10 años situó a Maryo Santana en segunda posición y Sidney López, tercero. Tras él, acabaron Manuel Hernández y Víctor Ramírez. 

Nicolás Garzón, segundo y Pablo Domínguez fueron los mejores metropolistas en la serie de 50 Libres de los deportistas de 9 años, mientras que Diego Castro, cuarto y Juan Trabadelo, duodécimo participaron entre los competidores de 10 años. En la prueba por equipos 4×50 Libres, los representantes de nuestro Club brillaron y fueron los más veloces. 

Todos los nadadores salieron de la Ciudad Deportiva con la satisfacción de haber dado lo mejor de sí mismo en la última jornada de los Juegos de Gran Canaria. Además, se llevaron consigo el recuerdo de la camiseta conmemorativa del evento, así como una medalla por la gran demostración ofrecida a lo largo del día.

En medio de los aplausos y el cariño de sus entrenadores, Pedro Pérez y Héctor Gil, se reunieron 25 metropolistas. De esta manera concluyó una temporada en la que los jóvenes y sus preparadores quedaron encantados con la entrega.