ActualidadDeportesNatación

La joven deportista, de 16 años, representará al Club Natación Metropole en la próxima concentración -del 3 al 7 de octubre- que realizará con la Selección Española Júnior en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, en Barcelona.

De esta manera, la nadadora obtendrá un merecido premio a su gran temporada, después de que en el pasado Campeonato Nacional de Sabadell consiguiera un total de dos medallas de oro entre las deportistas nacidas en 2006. Un final de temporada en clara línea ascendente, donde también pulverizó varias plusmarcas.

El entrenador del primer equipo del Club, Carlos Leñador, admitió que uno de los mayores responsables del desarrollo de la nadadora el año pasado fue Fred Vergnoux. “Fred explotó el potencial de Paula”, apuntó el técnico, quien añadió que “el mérito, en este sentido, es de él que logró sacar un buen rendimiento”. Para su técnico la evolución de Pérez desde que llegara del CN Salinas hace dos años es “extraordinaria”.

Durante este tiempo tanto Vergnoux como Leñador trataron de mejorar las habilidades de la joven con éxito. “Le faltaba un puntito para llegar arriba y conseguir el oro”, aseveró el preparador, que destacó el trabajo realizado por la nadadora para ser llamada por la selección nacional.

“Es una recompensa para Paula, que se ha esforzado para estar en esta situación”, afirmó para valorar el “nivel de entrenos, la asistencia y los intangibles que la convierten en una nadadora extraordinaria”. El entrenador también quiso recalcar que en la natación “no hay milagros” y reivindicó el trabajo y la disciplina para conseguir los objetivos.

Esto, además, supone una buena noticia para la sección que los últimos meses ha contado también con la presencia de Joan Macario representando al combinado nacional en un Campeonato de Europa Júnior.

“Es importante tanto para los deportistas, entrenadores y para el Club”, valoró positivamente Leñador, que espera que los buenos resultados y las convocatorias continúen. “Ojalá”, suspiro el entrenador para destacar que “sería una buena señal”.