Actualidad

Judit Ignacio, nadadora olímpica en Londres 2012 y Río 2016, concluyó sus intensos días en la isla tras la disputa de la primera jornada de la Copa de Clubes que se celebró en el CN Metropole. Unas jornadas dinámicas que sirvieron para que padres, entrenadores y deportistas adquirieran unos cursos acelerados de una antigua deportista de alto nivel.

Durante tres días, la ex atleta aportó toda su experiencia a nuestros deportistas. “Hemos hecho muchas cosas”, declaró en primer lugar, “desde charlas con padres”, recalca, “hasta meterme en el agua con los más pequeños”. Las oportunidades de mejora que nuestros jóvenes valores pudieron obtener de una deportista del calibre de Ignacio, sin duda fueron de los más beneficioso.

“A los benjamines les enseñé un poco de técnica”, aseguró Ignacio. Este pequeño cursillo resultó de vital importancia para que los más pequeños vieran desde dentro los aspectos que se pueden pulir. En ese sentido, también pudo asistir a los más jóvenes en el aspecto psicológico, una de las especialidades de la ex nadadora olímpica.

En este sentido, compartir tiempo y espacio con nuestros deportistas ha supuesto un proceso de aprendizaje. “Los intercambios de opinión son importantes para que ellos [deportistas] puedan dar un paso al frente con lo que yo pueda ver o lo que ellos pueden identificar”, apuntó. También quiso dejar claro que, “no he venido a educar a nadie”, subrayó que vino para “aportar mi granito de arena a través de pequeños consejos que aprendí en los cuatro años que estuve como psicóloga en Sabadell”.

Las jornadas también sirvieron para que los nadadores con más experiencia en las aguas se fortalecieran con unos juegos que fomentaron el trabajo en equipo de cara al campeonato de la Copa de Clubes. “Hemos hecho team building con el primer equipo”, señaló la psicóloga catalana. La vida fuera del ambiente competitivo es complicada de gestionar en determinadas edades y el estrés que ello genera puede repercutir negativamente en el rendimiento académico y deportivo.

Sobre uno de los entrenadores con los que más experiencias ha compartido a lo largo de su etapa como nadadora de alto rendimiento, explicó que, “con Fred hablo casi cada semana de cómo nos están yendo las cosas”, y aseguró que si “el entrenador me vuelve a necesitar para alguna competición o un taller estaré encantada y a disposición”. Además, puntualizó que “lo que Fred quiere hacer en el Metropole es un proyecto a largo plazo”. ” Fred llegó hace tres meses y no se pueden ver las evoluciones en tan poco tiempo”, admitió con respecto al primer trimestres de resultados.

La ex nadadora olímpica y actual psicóloga deportiva reveló que, “han sido días positivos donde compartí mucho tiempo con los entrenadores”, recordó Ignacio. La figura de los entrenadores acostumbra a ser olvidada cuando se pone en valor al deportista. “Se está haciendo un gran trabajo junto al resto de entrenadores, miembros del staff y club”, recalcó para seguir con “son inmejorables”. “Trabajar ya no solo con Fred, sino que con todo el staff: Rodolfo y Carlos a quienes conozco desde hace muchos años”, valoró, “ha sido increíble, forman un equipo con mucho potencial”.

Oportunidades como está de contar con una antigua deportista de alto nivel se presentan en contadas ocasiones. En este aspecto, enfatizó que, “estoy muy agradecida de que hayan contado conmigo”, para Ignacio estas jornadas han sido “fenomenales, me he sentido muy cómoda en unas instalaciones que son una maravilla”.