Actualidad

Una experiencia inolvidable. Corta, pero de mucho valor. El saltador del CN Metropole, Nicolás García Boissier se quedó ayer a muy escaso margen de poder seguir en la competición. Su puesto 19 queda en la historia de los Juegos Olímpicos de Tokyo.

Así lo vieron desde el Departamento de Comunicación de la Real Federación Española de Natación:

«Espectacular preliminar de Saltos de trampolín en el Centro Acuático de Tokyo y dos españoles en liza. Debut de Nico García Boissier y Alberto Arévalo, que tenían como difícil objetivo las semifinales olímpicas. No pudo ser.

Nico se quedó a menos de cinco décimas del corte de semifinales con 382.60 puntos, a nada del dominicano Ruvalcaba, y se queda como primera reserva en caso de no comparecencia de alguno de los 18 primeros clasificados, con dominio de los chinos Wang y Xie, y el mexicano Pacheco.

El quinto salto de Nico, tras una serie muy regular como hace él, pudo ser mejor y algún pequeño error no le sumó esas décimas imprescindibles para alcanzar el corte.

Por su parte, Alberto estaba llevando muy bien la competición en las 10-12 primeras plazas, pero en el cuarto salto (el 307C encogido) se resbaló y claro, los 15 puntos dieron completamente al traste con su serie porque con 50 puntos más (normal si no resbala) estaba perfectamente dentro, pero con 322.85 estás fuera.

En todo caso, a aplaudir y valorar el debut de los españoles, y el gran trabajo en Tokyo del entrenador RFEN / CN Metropole, Quique Martínez, tras nueve años sin comparecer en los Juegos. El camino está trazado. Gracias, EQUIPO ¡Vamos. España!