Actualidad

La selección española de saltos ya está en Tokyo para disputar el que será el primer Preolímpico en la ciudad sede de los Juegos Olímpicos, una ‘prueba de fuego’ en todos los sentidos. Antes de marchar, el Director Técnico de Saltos de la RFEN, Donald Miranda, nos ha dejado una valoración sobre el contexto y objetivos de un equipo que acude con un ingente número de deportistas, nada menos que siete, en busca de sus sueños.

El Departamento de Comunicación de la RFEN realizaba esta información publicada en rfen.es:

Cita muy esperada la de los saltos españoles, como nos comenta Donald: «Llevamos un año esperando este momento, que ha sido pospuesto hasta en cinco ocasiones por la pandemia». Para nuestro director técnico, el Preolímpico de Tokyo «cierra un ciclo que ha durado cinco años, pero para nosotros tiene doble valor porque también abre el proximo ciclo hacia París 2024. Digo esto porque que tenemos un equipo grande que ha crecido. Tuvimos en el Preolímpico de Río a Nico (García Boissier), Alberto (Arévalo) y Rocío (Velázquez), y ahora se añaden cuatro saltadores que vienen de la generación junior con Valeria (Antolino) y Adrian (Abadía), del 2002, que estuvieron en los Juegos Olímpicos junior en Buenos Aires, y luego a Héctor Pérez y Carlos Camacho, los dos plataformistas, en una prueba en la que no teníamos participación desde hacía muchos años».

En total, siete, una cifra espectacular en un deporte que no alcanza el centenar de licencias en España. «Sí, vamos con siete deportistas y muchísima ilusión, sabemos que va a ser duro. En las pruebas individuales habrá unas 12 plazas que quedan aún por asignar y, de éstas, 4 o 5 a nuestro alcance, aunque pelearan por ellas unos 30 deportistas de unos 60 participantes por prueba, así que será una batalla durísima».

También preocupa, por las consecuencias que implican en los deportistas, los protocolos de seguridad por la pandemia, imprescindibles por otra parte para garantizar la salud de todos. Donald afirma al respecto que «vamos a ver qué condiciones nos encontramos en Tokyo por el tema Covid y el protocolo, que va a ser muy estricto. La situación que vamos a vivir es muy, muy peculiar. Va a ser un reto, pero lo encaramos con muchísima ilusión, con unidad de grupo, con ganas y a dar lo máximo que podamos».

Y entrando más en detalle respecto a las pruebas de españoles, «quizás en individual 3 metros masculino tenemos más experiencia y ambiciones, pero no olvidemos que en 3 femenino, con Valeria y Rocío, y plataforma masculina, con Héctor y Carlos, tenemos también opciones. Respecto al sincronizao 3 masculino, vamos a competir con Nico y Adrián, una pareja nueva, en proyección y con muchísima ilusión. Tienen un nivel individual muy, muy bueno. Hemos preparado los saltos bien y estamos muy motivados también, así que todos vamos con la máxima ilusión».

Fotografía: En la imagen, los dos entrenadores canarios, Quique Martínez y Beneharo Bonilla, con Donald Miranda y Álvaro Prieto.