ActualidadSaltos

La joven saltadora, de 11 años, es una de las deportistas con más proyección del CN Metropole y su gran temporada ha sido premiada con la beca ‘Talento Juvenil SPAR 2022’. En esta tercera edición del proyecto, nuestra deportista se impuso a otros 17 adolescentes del entorno deportivo -individual o por equipos-.

María Juste es una auténtica todoterreno, por su inconfundible talento sobre la plancha azul metropolista, así como su destreza en la gimnasia artística y trampolín. Esto último en representación del Club de Gimnasia La Playa, donde comenzó con nueve años. La cadena de supermercados SPAR Gran Canaria le otorgó en su sede central en El Goro (Telde), la beca valorada en 3.000 euros. 

Para los padres supone una importante ayuda, ya que podrán costear los gastos de entrenamiento, equipamiento y desplazamientos tanto regionales como fuera del ámbito insular. “Es una motivación importante”, recalcan sus progenitores y además esto les “da un respiro”, admiten. 

Precisamente, sus padres subrayan la responsabilidad de una joven que aparte rendir en el plano deportivo con sus éxitos y apariciones en los campeonatos de salto y gimnasio, también rinde en lo académico. “De momento saca buenas notas”, aseguran orgullosos. “Debido a eso, puede compatibilizar ambos deportes”, señalan y el esfuerzo como apuntan va en dos direcciones. “Ella en su trabajo diario en el Club y nosotros moviéndonos a todos lados”, puntualizan.  

En el CN Metropole María Juste es una joven promesa que apunta maneras. Los éxitos cosechados en los diferentes Campeonatos de España de Edades refrendan su enorme proyección. La benjamina del grupo nacional también acumula experiencias con sus compañeros metropolistas, la última de ellas en el Centro de Alto Rendimiento en Sant Cugat (Barcelona), donde tuvo la oportunidad de acudir por la buena temporada realizada en los regionales. “Vino encantada”, confiesan sus padres, que aprovecharon para contar que “lo aprovechó y aprendió bastante con sus compañeros de equipo”.

A pesar de los logros conseguidos, la saltadora no pierde su humildad. “Cuando consiguió la beca”, aclaran para seguir con que “nos decía que había tenido suerte”, revelan. La constancia, el trabajo y las ganas de mejorar están intrínsecas en la vida diaria de la joven, que actúa como un referente para su joven hermano, Jaime Juste, quien trata de seguir los pasos de hermana mayor. 

Este importante galardón ya no solo reconoce la trayectoria de María Juste, sino que también certifica la labor realizada por parte del cuerpo técnico con la preparadora de la base, Beatriz Rodríguez, como la entrenadora encargada de pulir a los acróbatas de la base y Nicolás García Boissier en las labores de apoyo. También cabe añadir al técnico, Quique Martínez, que le otorga la oportunidad de desplegar su gran repertorio sobre la plancha azul en los diferentes Campeonatos de España de Edades. Además, por supuesto, del sacrificio de sus padres como de la propia deportista.