Saltos

El clavadista del CN Metropole se subió a lo alto de la plataforma para caer al Río Sena en la segunda prueba de la ‘Red Bull Cliff Diving World Series’, que después de Boston cambió de escenario a la ciudad de París. Carlos Gimeno recordará para siempre este salto. Nuestro representante repitió vuelo (manos paradas) y mejoró con respecto a la primera exhibición del circuito al llevarse un total de 401.40 puntos. 

El metropolista, con una pirueta más depurada que la de su primera acrobacia al otro lado del charco, se posicionó como si fuera a hacer un pino puente encontró una mayor confianza y fortaleza para estirar su cuerpo y echarse hacía atrás. Esta vez controló todos los movimientos y supo ajustar justo antes de entrar al agua, para deleite de los aficionados que se congregaron alrededor del espectacular escenario.

De este modo, encontró el premio que tanto buscaba el metropolista: superar la barrera de los 400 puntos y situarse nuevamente como líder provisional. Aunque finalmente se quedó a 31.5 créditos de entrar entre los tres primeros de esta segunda prueba de la ‘Red Bull Cliff Diving World Series’, justo por detrás de Catalin Preda, Gary Hunt y Constantin Popovici. De esta forma mejora sus resultados y afronta la siguiente para en Copenhague con el objetivo de escalar un puesto más para llegar al podio.