ActualidadSocial

Durante 25 años, Mapi Díaz ha sido una de las monitoras más importantes y risueñas del Club Natación Metropole. Sus años de servicio como instructora de aquagym, sección que ella misma fundó, animaron las mañanas en las instalaciones metropolistas, que desde su llegada en 1995 ayudó a mejorar la salud y bienestar de muchos socios.

Después de una dilatada experiencia, en la que organizó infinidad de sesiones de aquaerobic, le llega el turno de parar y disfrutar de su jubilación. La monitora estuvo bien arropada por los 100 comensales -muchos de ellos amigos, socios y empleados de nuestra entidad-, que celebraron una comida especial en el Salón de Actos en honor a los años de compañía y amistad.

El presidente en funciones Alberto Santana reconoció el trabajo desempeñado por la monitora durante este tiempo acordándose de la calidad humana destacando que “es una persona espectacular, comprometida con el trabajo y muy querida por los socios y socias practicantes del aquaerobic”.

La popularidad matinal de las actividades dirigidas va ligada a Mapi Díaz, que sumó sesiones junto a su nutrido conjunto de veteranos entregados al bienestar mediante la actividad física. En este sentido, su  grupo de socios amantes de los ejercicios acuáticos destacaron la faceta más personal de Díaz, al que consideran más allá de sus labores como monitora, “una gran amiga”.

“La echaremos de menos, porque nos ayudó muchísimo”, admiten muchas de ellas emocionadas. Sin embargo, felicitan a Mapi por esta nueva etapa, porque “ha estado muchos años aquí prestando su ayuda con mucha energía y alegria”.

El dirigente metropolista señaló la importancia de la monitora durante este periodo de tiempo. “Ha sido fundamental”, aseveró Santana, detallando sus contribuciones “para que haya más personas activas y con salud”.

Con la experimentada coordinación de Mapi Díaz, la sección contó con gran aceptación entre los socios y usuarios, que vieron en el aquagym una actividad perfecta para estimular el cuerpo y hacer ejercicio físico.

Su cuarto de siglo desempeñando una extraordinaria labor al frente de estas sesiones en la piscina ‘Argimiro García’ fueron recompensadas en el homenaje, al estar bien arropada por los numerosos socios a los que ha ayudado a ejercitarse a lo largo de los años y compañeros del Club Natación Metropole como María José, Laia, Estrella, Octavio, Arminda, Pedro, Luis, Fela y Noelia, quienes le entregaron una placa y un regalo especial por su labor y amabilidad durante todos estos años.

Es por ello que, desde el CN Metropole, presidente, junta directiva, trabajadores, y socios le queremos agradecer la dedicación, profesionalidad y la eterna sonrisa mostrada diariamente.

Muchas gracias, Mapi, y feliz jubilación.