NoticiasSocial

Un grupo de unas sesenta personas, alumnas de la actividad de Aquaerobic, celebró el pasado viernes la ya tradicional excursión y almuerzo de confraternización con motivo de las fiestas navideñas.

Por segundo año consecutivo, realizaron una visita a la Villa de Moya, acompañadas de su monitora, Mapi Díaz, y del presidente del CN Metropole, Eduardo Araujo, quien además ejerció de guía improvisado, al tener raíces familiares en el municipio.

El grupo disfrutó de una visita guiada por el municipio, de la mano de Tato García, responsable de la Oficina Municipal de Turismo, comenzando por el Belén Municipal y la Exposición de Misterios de Navidad ubicada en la Casa de la Cultura.

A continuación visitaron algunos de los edificios más emblemáticos del pueblo, como la sede de la Heredad de Aguas, la Casa Museo Tomás Morales y la Iglesia de la Candelaria, desde cuyo mirador se pudo contemplar las espectaculares vistas al Barranco de Moya.

Por último, realizaron una parada en el Centro de Interpretaciónde la Reserva Natural de Los Tilos, adentrándose brevemente en el bosque, en donde pudieron conocer el gran valor ecológico de la laurisilva.

La excursión tuvo como colofón un delicioso almuerzo en el Restaurante Sibora, de Fontanales, en donde se pudo disfrutar de una agradable velada, adelantando la celebración de la Navidad.