Triatlón

El CN Metropole, en su categoría femenina, y los Relevos Mixtos fueron los grandes triunfadores de la doble jornada del Campeonato de España de triatlón. Nuestros representantes tomaron las calles de La Coruña para mostrar su nivel ante el resto de los integrantes que se dieron cita en este encuentro.

En la Tercera División femenina las metropolistas sumaron un total de 2039 puntos, lo que les permitió colarse entre los cuatro mejores combinados tras el Club Natación Barcelona, Real Club Mediterráneo y el Club Triatlón Soriano, posibilitando el ascenso para disputar la Segunda categoría de triatlón. Una histórica actuación, ya que es la primera vez en la historia que un equipo de triatlón canario y encima de la vertiente femenina consigue este logro.

“Ha sido una sorpresa muy agradable”, admitió radiante Cristian Martín, técnico de la sección, que continuó con “lo hicieron mucho mejor de lo esperado”. Además, desgranó las futuras competiciones a las que asistirá el equipo. “Serán siete pruebas en formato de Liga y que puntuarán”, señaló. Esto será importante para las deportistas porque “tendrán la oportunidad de competir contra las mejores triatletas de España, muchas de ellas son internacionales”.  

A este excepcional resultado cabe añadir a nuestros relevistas, que acabaron en el tercer puesto en el Campeonato de España de Relevos Mixtos, donde Aitor Díaz, Laura Socas, Cesar Vera y Lucía Pérez fueron los artífices de este éxito, lo que les llevó al podio. “Era la primera vez que participamos y acabamos contentos”, aseguró tajantemente. Aunque también reconoció que “se cometió algún error que quizás nos costó el segundo puesto”, pero “lo bueno de esto es que los chicos aprenderán de esto”. 

El equipo masculino cumplió con lo esperado visto la juventud de muchos de los triatletas que acudieron a La Coruña. “El resultado era el esperado”, valoró Martín para seguir con “siete chicos eran de categorías absolutas y tres eran juveniles, tremendamente jóvenes”, señaló satisfecho con el trabajo realizado. Uno de los factores que alteró el resultado final fue “la avería en forma de pinchazo que rezago a los chicos”, puntualizó el preparador para recalcar que “lo lógico era acabar entre el sexto y décimo puesto”. 

Para los jóvenes esto era una “oportunidad para sumar experiencia a un nivel altísimo que es diferente al que practicamos en Canarias”, indicó el entrenador. Por ello, ya piensa en el próximo año. “La intención es que el próximo año se vuelva a repetir la experiencia y ver si nos pueden dar alegrías como las chicas y conseguir el ascenso”, declaró.