Waterpolo

El combinado de la Segunda División Nacional se llevó una ajustada victoria fuera de casa (6-8) ante el Club Nou Godella. Los hombres de Carlos Roberto Santana se enfundaron el mono de trabajo en un gran inicio de encuentro, lo que les permitió sumar un valioso triunfo para seguir en lo más alto de la clasificación con 15 puntos.  

Los grancanarios aprendieron que la clave de los partidos radica en los primeros ocho minutos de cada duelo. Así, los waterpolistas se pusieron manos a la obra y encadenaron una serie de acciones que les hizo marcar dos tantos, el primero a los tres minutos y el segundo justo un minuto antes de acabar la primera parte (0-2, minuto 7).

El reinicio del juego deparó una igualdad entre ambos conjuntos, sin embargo, los locales anotaron (1-2, minuto 10). En ese momento, nuestros jugadores se esforzaron al máximo para evitar caer en los errores del pasado y apretaron los dientes para ponerse cuatro arriba, después de goles en tres minutos (1-5, minuto 14). Los metropolistas siguieron con su dominio y, a pesar de otro tanto recibido, se fueron por delante tras los segundos ocho minutos. 

En el tercer cuarto, el partido se enquistó, a pesar del buen manejo de balón de los deportistas del CN Metropole, quienes hicieron circular el esférico con carácter. En esos momentos llegó el tanto visitante (2-7, minuto 20) y tras el gol local, hubo una reacción del combinado de rojo y oro para poner tierra de por medio (3-8, minuto 24).

Nuestros waterpolistas lo tuvieron todo de cara, aunque el rival se empleó mucho más duro en defensa en el cuarto período. Esto lo acusaron los metropolistas, que vieron como el conjunto valenciano se acercó con tres goles (6-8, minuto 32). Los grancanarios trataron con cabeza de llevarse el encuentro a través de posesiones largas para impedir que los rivales se llevaran el duelo. Así, los grancanarios rompen la mala racha fuera de casa y se quitan un peso de encima. 

El preparador del combinado nacional, Carlos Roberto Santana, calificó el buen inicio grancanario como bueno, debido a que “en la reunión previa se les insistió en que hicieran un buen inicio” para añadir “a partir de allí marcamos el partido”, aseguró con convicción. Para el técnico la clave era la “fuerte defensa, que fue importante para dejar al rival con pocas opciones de chutar”, admitió. 

En ese sentido el bajón que experimentó el equipo en el último cuarto se debió “a la mayor agresividad del Godella”, aunque agregó que el CN Metropole “trató de que pasaron los minutos con ataques y posiciones largas agotando los 30 segundos y en donde tuvimos opciones claras de anotar más goles”, analizó el entrenador metropolista.