Es una filosofía de vida.

A los practicantes de esta Arte Marcial, con su desarrollo, les proporciona una amplia visión de su propio interior que les hace crecer como persona.

Como consecuencia de ello, les hace aprender a respetarse a sí mismos, y por consiguiente, respetar a los demás.

El aprendizaje y aplicación en la vida cotidiana de este conocimiento adquirido y desarrollado es beneficioso para todo el mundo, pero especialmente para los niños, pues al estar en proceso de formación, les educa y encauza hacia el bien y los efectos positivos de la vida.

NUESTROS EQUIPOS

Todas las Categorías

GALERÍAS